COLOMBIA: desanudar...: Desanudar_09_VPeretti

Doña Analigia, mujer idígena de 63 años, lleva 12 años buscando los huesos de Roberto Antonio, su hijo de 25 años que los paramilitares torturaron, mataron y desmembraron en la vereda Toldas de Peque en la región de Antioquia. Doña Analigia todavía sueña con su hijo que le dice: ‘Tuve mamá, tuve papá, tuve hermanos y no fueron capaces de enterrarme sino que me dejaron comer por los gallinazos’. El vestido que lleva puesto se lo regaló su hijo unos días antes de que lo desaparecieran.

Doña Analigia, mujer idígena de 63 años, lleva 12 años buscando los huesos de Roberto Antonio, su hijo de 25 años que los paramilitares torturaron, mataron y desmembraron en la vereda Toldas de Peque en la región de Antioquia. Doña Analigia todavía sueña con su hijo que le dice: ‘Tuve mamá, tuve papá, tuve hermanos y no fueron capaces de enterrarme sino que me dejaron comer por los gallinazos’. El vestido que lleva puesto se lo regaló su hijo unos días antes de que lo desaparecieran.